La carta digital no es suficiente.

La carta digital no es suficiente.

Cuando se trata de seguridad, cualquier cosa es bienvenida. Es cierto que la carta digital nos evita el contacto con algo que se toca con frecuencia. Algo que también ocurre con las puertas, las mesas, las sillas, los servilleteros o los ceniceros. Una carta plastificada no es más peligroso que la propia mesa si se desinfecta con la misma frecuencia.

Cuando hablamos de restaurantes en época de Covid-19 (algo que va a durar), hablamos de 50% de aforo, 2 metros de distancia, desinfección continua, carta digital o cantada, mantenimiento de empleo durante 6 meses si salen del ERTE, suma y sigue. Hablamos, tristemente, de dinero. Sólo con una carta digital con un código QR no es suficiente para que los hosteleros se sientan más tranquilos y que sus cuentas salgan. Prácticamente es algo básico, casi de primera necesidad ahora, pero eso no basta.

Por eso, una mayor digitalización es necesaria. Y ahí entramos los clientes. Porque los clientes vemos a los bares y restaurantes como una necesidad básica para nuestra salud mental cuando, en realidad, además es el medio de supervivencia del hostelero. Por eso necesitan nuestra ayuda.

ProBares pone en la mano del cliente no sólo la carta digital, sino la facilidad de poder pedir desde la mesa sin necesidad de llamar al camarero e, incluso, pagar o pedir la cuenta. Todo esto desde tu propio dispositivo móvil de una forma rápida, cómoda y sencilla. Imprimiendo la comanda en las mismas impresoras que forman parte de su día a día. Con una inversión cero.

Se conforma un binomio entre clientes y restaurantes. ProBares ayuda en el servicio de mesa permitiendo que el cliente realice su pedido y automáticamente se imprime en la impresora de la barra o cocina la comanda. Así podrá brindar más tiempo y dedicación a aquellos clientes que lo necesiten o en tareas de desinfección u organización. Probares es la nueva alternativa para potenciar la relación entre camareros y clientes.

Con esta aplicación, los restaurantes y bares no necesitan realizar ninguna inversión en tecnología. Sólo, con un simple gesto, los clientes pueden usar la aplicación en su local. Sólo tienen que dar el paso y dejarse ayudar por sus clientes.

#salvemosalosbares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *